top of page

Museo del Concorde

WhatsApp Image 2024-06-02 at 11.37.22 AM.jpeg
En el Centro de Convenciones Injectronic se encuentra un museo de aviación con componentes originales del legendario CONCORDE.

HORARIO: 
Sábados de 10 AM a 4 PM
Entrada Gratuita

Sitio de Facebook: 
https://www.facebook.com/profile.php?id=100063825797248

Los avances de la tecnología son constantes y son pocos los lanzamientos que generan una huella imborrable en la sociedad, estos hitos de la historia se van empolvando con el paso de los años. No obstante,  Ciudad Juárez ha sido testigo del renacimiento de un vehículo que cambió a la industria, el Concorde, el avión que logró combinar el lujo con la innovación. Se trata del Museo del Concorde, que reabrió sus puertas nuevamente en una nueva locación y con una nueva curaduría. 

Fue este 22 de mayo a las 18:00 horas que se llevó a cabo la inauguración oficial del museo en su nueva locación, el Centro de Convenciones Injectronic. El nuevo hogar del titán de los cielos cuenta con lo necesario para hacer la experiencia de los usuarios única, cuenta con más de cien piezas del avión y memorabilia que transportarán a los visitantes en viaje por una época que gozaba del lujo y el buen gusto. 

 

El evento fue realizado con la experiencia de Wendy Ramírez del grupo Vora, quien logró dar a los invitados una experiencia de inmersión que incorporaba elementos de la aviación y maravilló con pequeños detalles que permitieron disfrutar de como sería el abordaje a este avión de lujo. La entrada al evento fue por medio de una invitación privada y un pase de abordar que remonta al ticket que te daban en el Concorde, así mismo tuvieron un asiento reservado que les permitió disfrutar de la gala del evento.

La ceremonia inició con las palabras de bienvenida y la presentación de los invitados especiales, donde se contó con la presencia del Dr. Óscar Fidencio Ibáñez Hernández, representante de la Gobernadora del Estado, Mirna Vargas, Directora del Instituto para la Cultura y  Carlos Manuel Salas, Fiscal Zona Norte. También, estuvo presente Gerardo Pérez, representante del Consejo Coordinador Empresarial, Karen Alamo, Presidenta ejecutiva del Patronato del Museo del Niño de Ciudad Juárez,  Marisol Mendoza, Coordinadora del Buró de Convenciones y Carmen Becerra, Directora del programa Horizontes. Se contó con la distinguida presencia de personalidades de la aviación como los pilotos David Rojas, Tomás Peralta y Vanessa Martínez, Directora general de War Eagles Air Museum.  

El evento comenzó con una pasarela por Armando Rodríguez Couture, donde se exhibieron vestidos con temáticas sobre la historia de la aviación, que fueron portados por modelos que funcionaron como asistentes de vuelo. Este cabin crew maravilló a los asistentes con efectos de sonido y juegos de luces que se incorporaron al desfile de manera natural con la elegancia y estilo que caracterizaba a la aeronave transatlántica. 

 

Este museo ha tenido diversas etapas, cada una superando en su estética y experiencia inmersiva a su antecesora. Fue en el 2004, cuando la empresa British Airways inició con las negociaciones para distribuir los aviones completos y sus componentes. En este periodo, un grupo de juarenses encabezados por el empresario Héctor Núñez Polanco, se pusieron en contacto con las agencias encargadas de esta distribución en Birmingham, Inglaterra. Una vez hechos los trámites, el transportar las piezas a la frontera fue una odisea, pues Abraham Zúñiga y Virgilio Polanco tuvieron que viajar al país europeo con la intención de transportar más de diez toneladas de componentes del Concorde. 

Esta ruta fue vertiginosa al ser por vía marítima con una duración de treinta días hasta Houston, Texas y posteriormente hasta nuestra vecina ciudad, El paso. Finalmente, el museo abrió sus puertas en el año 2004 en un complejo industrial en  Av. Rafael Pérez Serna, donde comenzó su historia como uno de los complejos destinados a enaltecer la industria de la aeronáutica. Posteriormente, en 2016 abrió sus puertas en Av. de la Industria 2091 como Galería Injecto, donde con un enfoque más establecido logró cautivar nuevamente a los juarenses. Es hasta este 2024, que este recinto de la innovación se ha mudado a Antonio J. Bermúdez número 2050, como parte del Centro de Convenciones Injectronic.

Tal vez, lo más emblemático de esta aeronave es la tecnología que se implementó en su creación, pues cuenta con una cabina de control que se desplaza dependiendo de la fase del vuelo, esto permitió que logrará su propósito como el primer avión comercial supersónico. Este vehículo se comenzó a idear desde los años cincuenta, cuando Reino Unido, Francia, Estados Unidos y la Unión Soviética estaban en una carrera por ser los primeros en velocidad, así es como resultó atractivo crear una aeronave con la velocidad de un avión militar que fuese de uso comercial. Fue empresa británica Bristol Aeroplane Company (BAC) que trabajaba en el proyecto  Tipo 223,9  y la francesa Sud Aviation en Super-Caravelle, financiados por el gobierno de cada respectiva nación. Finalmente, se dieron cuenta de que sería uniendo sus fuerzas en un acto de concordia, construirían algo nunca antes visto, dicho tratado internacional derivó en el nombre de este ícono de la ingeniería. 

 

En 1960, estaban listos los primeros diseño y fue hasta el 4 de septiembre de 1971 que el Concorde 001 realizó su primer vuelo trasatlántico. Posteriormente, el 2 de junio de 1972, se concretó un segundo vuelo por el Concorde 002. El 21 de enero de 1976 el avión inició sus vuelos comerciales con las rutas Londres-Baréin, París-Río de Janeiro y París-Ciudad de México. La realidad es que este vehículo era toda una experiencia de lujo y tecnología. No solo por la belleza del avión en su totalidad, sino que cualquier aeronave que supera el Mach, desplaza su centro de presión hacia atrás y con ello los ingenieros diseñaron las alas de una manera distinta a la convencional; las denominadas alas delta, sumado a sus cuatro motores Olympus 593 creados por Rolls-Royce, su tren de aterrizaje Bugatti y componentes hechos de titanio para hacerlo más ligero y funcional.

Si bien los viajes transatlánticos de este avión eran únicos por el lujo y la velocidad eran dignos de aplaudir, pocos podían solventar la compra de un boleto que alcanzaba los 7 mil 500 dólares, más de 15 mil dólares actuales. Añadido a esto, los altos costos de manutención del avión y el accidente del 25 de julio de 2000, terminaron por sacar del aire este coloso de metal. Sin embargo, su legado y la innovación que dejó en la ingeniería es digno de estudiarse, sobre todo en una frontera que tiene un amplio historial en la industria, así como estudiantes que se desarrollan en este ámbito. Con la llegada de este museo, se abre la posibilidad a que sean los juarenses quienes puedan vivir de primera mano la apasionante historia de un ícono de la aviación. 

El Museo del Concorde se localiza en Antonio J. Bermúdez número 2050, dentro del Centro de Convenciones Injectronic y abrirá sus puertas los sábados en un horario de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde con entrada libre.

Por: Humberto Caldera
https://distopia.com.mx/read/1192/EL-CONCORDE-ICONO-DE-LA-AVIACION-EN-NUESTRA-FRONTERA-

WhatsApp Image 2024-05-30 at 7.07.44 PM.jpeg
bottom of page